26. Artificial, por favor.

coral reverso
artificial.
(Del lat. artificiālis).
1. adj. Hecho por mano o arte del hombre.
2. adj. No natural, falso.
3. adj. Producido por el ingenio humano.
4. adj. ant. artificioso (‖ disimulado, cauteloso).

Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Vivimos rodeados de labios, glúteos y pechos artificiales. De emociones casi de imitación, de quita y pon, en un mundo en el que si se algo se rompe, se compra otro. En muchos casos se olvida la importancia del esfuerzo, del arreglarlo, queden o no marcas.
Así se cotizan los tesoros exclusivos, lujos, que en ciertos casos son a pesar del mundo.
Sin embargo, a veces la mano del ser humano sirve para mejorar el planeta –menos mal-, justicia poética, tal vez, de la mano del artificio, que a veces, sí sirve para cambiar el rumbo.

artificio.
(Del lat. artificĭum).
1. m. Arte, primor, ingenio o habilidad con que está hecho algo.
2. m. Predominio de la elaboración artística sobre la naturalidad.
3. m. artefacto (‖ máquina, aparato).
4. m. Disimulo, cautela, doblez.

Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Porque del artificio, despunta el ingenio para, a través de lo falso, paradójicamente, proteger la naturaleza.
Lírica que reconstruye y reinventa una realidad. Tal es el caso del creciente consumo sostenible y reivindicativo de coral de imitación o reciclado, fomentado además por una gran marca (sino la marca) de joyería; Tiffany & Co.
Desde el 2002 dejó de comercializarlo y puso en marcha acciones para regular su comercio en Estados Unidos. En 2007, con la organización Sea Web lanzó “Too precius to wear” (“demasiado preciado para llevarlo”) en el que se promueve el uso y consumo del falso, de resina o plástico mezclado con materiales nobles sostenibles. ¿Por qué no?
Para muchos no será más que puro marketing. Bien, alabo el gusto de medidas sean o no un lavado de cara, que mejoren el mundo. Y declarar que algo es demasiado valioso para que nadie lo lleve, ni por todo el oro el mundo, en este país de “haigas” desenfrenados, de obscenos artificios, tiene como mínimo, mi respeto.

http://www.tiffany.es/csr/responsiblesourcing/othermaterials.aspx

07_colour

Porque, no olvidemos que el coral no sólo es un color, sí, veraniego, refrescante y tendencia, sino también un animal colonial. ¡Qué bonito!
Cierto. Es curioso sin embargo que el lujo diferencia a veces el salvajismo infame y la incivilización en función del sujeto débil de la ecuación. Por fin parece que ya no es trendy tener como cenicero una mano de gorila –al menos eso se ha aprendido- sin embargo, aún se pasan por alto impuestos en la compra de diamantes con las consecuencias que conlleva; “porque hay mercado”. El coral no es un caso aparte.
Así pues, hagamos buen uso de las astucias, impregnados en harina, lleguemos a creer que la civilización y el civismo seguirán, pasito a pasito, haciéndose su lugar, construyéndoselo.

coral 1
Como el coral sabe a mar, desarraigo que languidece en boca, el mundo se salva, no se pierde por el retrete. Así como quien disfruta del placer de una vieira gallega, impregnándose de los humores atlánticos, así como un peregrino lleva la concha del fruto del mar hasta el final, donde el hábitat hace al monje, y el artificio a veces, construye un mundo un poco mejor. Liturgia poética de la mano del hombre.
Pero como ocurre con dichas intervenciones, no existe seguridad completa, ni de un rumbo ni del –obstinado- y contrario; y así nos quedamos, sin garantías -de origen ni de destino-, sin saber hasta que se dibujan circunstancias que ponen a prueba, haciendo salir de la concha tramada una y tantas veces, condicionada e inamovible que no deja agitar las ideas, los sueños y los deseos. Dejando morir corales, sean o no artificios de nuestra imaginación o de una realidad estanca, y a veces, incluso un poco artificial.

Defile Yiqing Yin OI13-14 foto Dominique Maitre

Defile Yiqing Yin OI13-14 foto Dominique Maitre

Pd: A veces apetece regalar un texto, tener ese bonito detalle de dedicar unas palabras, una historia a quien las inspiró, del mismo modo que se dan besos, abrazos o pensamientos, también pueden ofrecerse palabras e historias, sin que eso suponga responsabilidad ni amarre. Así pues, ahí va, dedico sin más artificios este texto veraniego a una pequeña parte del mar que siguió flotando sin tomar su rumbo, sino ondeando en las olas.

12 comentarios en “26. Artificial, por favor.

  1. » salir de la concha » que artificio imposible para muchos de los que no estan del lado de la vida., que deleite, para los que con grandes esfuerzos en algun momento lo conseguimos.
    me encanta tu texto, y gracias por hacernos comparticipes de tus deliciosas palabras, llenas de artificios, pero fuera de la concha.

  2. Me ha hecho mucha gracia lo del eslogan: «Too precious to wear». Mi madre tiene un collar de coral que pertenecio a mi abuela. Lo tiene guardado en una cajita escondida en el joyero. No recuerdo haberla visto nunca llevandolo puesto, pero siempre que abriamos el joyero para buscar algun complemeto para el «outfit» del dia, reuerdo que me lo enseñaba como un gran tesoro, como algo que mirar y admirar pero no usar. Despues de probarnoalo volvia siempre a la cajita porque es (al parecer) demasiado valioso para ser llevado 😉

    Me has traido un bonito recuerdo, asi qe no me queda mas que agradecerte que hayas escrito este texto :)))

    • Me alegro un montón Carmen 🙂
      En consiste escribir, en generar más historias a través de los recuerdos y este pequeño rincón es una ventana abierta a las tramas y subtramas que se generan y alimentan unas de otras, como comentas. Así que me hace mucha ilusión que te haya estimulado todo aquello. Muchos besos coralinos 😉

  3. La justicia poética y artificiosa, podría intercambiarse por la injusticia prosáica sin artificios.
    El pobre coral lo agradecería, tan maltratado por el mundo de la moda, y de los pescadores
    extensivos y codiciosos de la flota japonesa, y española.
    Las artes de pesca cada vez más sofisticadas harán del mundo submarino,
    un mundo subversivo, en el que el pobre coral tendrá que camuflarse para no poder ser detectado, y los estampados coralinos se transformarán en estampados de camuflaje.
    Todo esto ya lo anunció en eminente biólogo marino, Konrad Adenauer Sr.
    Fins aviat el l’Alguer.

  4. Laura, yo soy de las de la nueva moda de coral y coralina de no se sabe muy bien qué material. La compré en Cuba. Es una pulsera preciosa, o al menos eso es lo que dice la mayoría de mis amigos y amigas cuando la ven. Y yo siempre digo, es coralina, pero en realidad sabemos que en único en que se asemeja a algo coralinoso o coralináceo es en la forma arbolada que le han dado a la resina o al burdo plástico. Sin embargo, es la pulsera artificiosa más bonita y que más admiradores tiene y de más valor artístico y artificioso porque está hecha a mano y es única, además de muuy orginal, sirva a demás para preservar la coralina verdadera también. La relaciçon entre lo natural, lo artificioso, la belleza y la emoción queda en el ejemplo, como en tut texto, sin descifrar y sin rumbo. En realidad recalculando siempre la ruta 😉 Besos preciosa coralina

    • 🙂 Gracias lady Sue! Me encanta que no sólo te lleguen esos mensajes casi subcutáneos sino que además tengas un ejemplo que lo confirme. Me pasa lo mismo, tengo un collar precioso de coral que este verano en Cerdeña rodeada de corales auténticos he descubierto que el mío también es de la nueva moda de conservación sostenible! Besitos

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s