75. Inflexión (de inflexionar).

IMG_5781

inflexión.

Del lat. inflexio, -ōnis.

 

  1. f. Torcimiento o comba de algo que estaba recto o plano.
  2. f. Elevación o atenuación que se hace con la voz, quebrándola o pasando de un tono a otro.
  3. f. Geom. Punto de una curva en que cambia de sentido su curvatura.
  4. f. Gram. flexión (‖ alteración de algunas voces).

 

Real Academia Española © Todos los derechos reservados

 

Siete años y medio.

Siete años y medio, y una semana.

Recordamos, quizás, con muchas más distancias aquella primera vez.

Vestía: camisa blanca de día, vestido rojo de noche.

Cenamos italiano en un parque parisino.

Las horas pasaron con un reloj muy distinto al que hoy marca mi ritmo, mi tic tac, tic tac.

Suelos púrpuras, paredes color vino: burdeos, pinot noir, côtes-du-rhône… y hoy, en los pasillos, más de una carrera.

Tantos encuentros y desencuentros en estos años.

Los mismos en el avispero que siempre imagino que es Première Vision.

Aprendí que el mañana rara vez existe, que existimos en un ahora plural, caleidoscópico, subjetivo y distorsionado, que es el nuestro.

El del desafío constante, la palabra precisa, la sonrisa perfecta, porque siempre hay un momento para cada canción, sea diferida o en persona, personalmente

Son, fueron y serán conversaciones de feria bajo los sofocantes focos los que alimentaron estos años; donde las que hoy son mujeres serpiente, quizás se conviertan en tigresas después de haber pasado años siendo leopardas; fieras en las ferias, seguirán devorando prints porque ya no digieren estampados, serán trendy porque las tendencias se agotan, flamencos rosas en las esquinas nos lo recuerdan, no así el constante devenir de la mancha animal, que dirán las revistas que vuelve, cuando no recuerdo que se hubieran alejado ni diez metros, ni en las ferias, ni en la calle… respirarán invierno según marquen los cánones, los desfiles y los gurús en este otoño que como ya ocurrió con la primavera, se está haciendo de rogar.

IMG_5768

Cuentan que el animal print es una tendencia que se inició en la New York Fashion Week, o lo que es lo mismo, la semana de la moda de Nueva York, presentados por Tom Ford. La presencia animal también destacó en la semana de la moda de Londres de la temporada que nos ocupa 2018/2019. Versace sigue las huellas de Tom Ford recoloreando de neón y Dolce & Gabbana alimenta una jungla con looks que van más allá del clásico leopardo virando hacia las cebras, jirafas y tigres.

 

Desfile Dolce Gabanna OI 2018/2019. Fuente Vogue.

Vivimos en un sector circular, dinámico y sin embargo, en constante digestión.

Han pasado cuatro años de aquel texto de transición, en este otoño de pura inflexión, seguimos soñando con serpientes, la mato y aparece una mayor / con mucho más infierno en digestión.

https://entramada.wordpress.com/2014/08/26/27-transicion/

 

Lo aprendido se convierte en música, lo compartido tiene el sabor de nuestra memoria, tirando a salado, a aperitivo, en este atardecer que nos alcanza de lo que fue este viaje juntos.

Allí donde el oficio creció, allí donde se sembraron amistades.

Allí, donde arrancaron los cambios, los suyos, los míos, los nuestros.

Donde comba la curvatura, donde se bifurcan caminos y se traman los años.

Donde siempre me empapa antes el otoño, donde París se vuelve música al anochecer; el piano, el vino y el queso; la lluvia, les feulles mortes, las serpientes de mar.

 

Siete años y medio.

Siete años y medio, y una semana, del verbo inflexionar, que no existe, pero quizás, existirá, inundado de palabras, de recuerdos, los nuestros.

 

A mi padre, compañero y cómplice.

Gracias.

9 comentarios en “75. Inflexión (de inflexionar).

  1. El compañero y cómplice, aún recuerda aquel momento mágico con San Antonio de Arteixo,
    delante de la Iglesia Catedral de Notre Dame, reflexionando acerca de tu posible incorporación a las filas de la incertidumbre.

    En aquel mismo lugar alguna tribu celta ya había rendido culto a alguna deidad como Lug o Tutatis, sin necesidad de caer en el caldera de la poción mágica, porque las arenas poco densas se deshacían como una galleta de mantequilla ( “sable ou pas de sable” ), y al estar rodeadas por el río Sena, en éste caso, el delirio lisérgico de la movilidad arenosa, les daba fuerza e ímpetu para creerse los dueños del imperio, y resistir, (siempre resistiendo),
    a las tropas imperiales.

    Pues bien, bajo la atenta mirada de las gárgolas y arbotantes del S. XIV,
    ( que una vez superado el primer estilo románico-normando ), se convirtieron en santo y seña de lo más tópico del estilo gótico francés, con sus maçones incluidos; dicho San Antonio de Arteixo, y el que suscribe y escribe, decidieron proponer a usía la ruptura con el mundo tenebroso de la publicidad del delirium tremens, para hacerte participe del más incierto, a veces desesperante y también divertido de los mundos laborales.

    Así, de buenas a primeras, aprendiste que un “piqué”, no es solo un jugador de fútbol
    ( por cierto muy bueno y muy rico ), que un “ottomán”, no sólo fue un imperio, sino que también puede volver a serlo, pero textil, y su capital está en Bursa.
    Y muchas cosas más algunas divertidas, y otras muy desgraciadas y aburridas.

    Así pues, extendemos la dedicatoria de ésta última entrega a San Antonio de Arteixo,
    que con su buen hacer, paciencia, y perseverancia,
    ha conseguido mantenernos en la buena dirección que nos lleva a las más altas cotas de no sabemos “que”.

    El PaPa Luna….. “compañero y cómplice”.

    • Y sin embargo, la incertidumbre no nos devoró, resistimos a ambos lados, a veces de la oscuridad, otras de la brillante claridad.
      Son: las galletas de mantequilla, París en febrero, los pasillos de ferias y de clientes, las discrepancias, la aspereza de la ingratitud y la satisfacción del trabajo bien hecho… los que nos trajeron hasta aquí.
      Esperemos que no sean las más altas cotas de la miseria, sino del esplendor -en la hierba-.
      Brindemos por ello. Don’t think twice, it’s alright! 😉

  2. Querida Laura. Como sabes soy más de tertulias y no tanto de redactar ; solamente decirte que el tiempo pasa muy rápido y lo estás aprovechando maravillosamente bien. Lo tienes todo para triunfar. Vales mucho !! Sigue asi. Antonio.

  3. Una deliciosa y merecida mención a ese padre que se ha ido tejiendo durante estos siete años y medio y una semana.

    Felicidades a los dos por haber sabido encontrar durante este recorrido esa complicidad, tan unica que ha llenado de color y claroscuros

    Precioso texto, emotivo y lleno de vida, un maravilloso regalo a ese padre que has sabido tejer, buen trabajo y mejor futuro

    • No son los años, sino lo que se hace con ellos.
      Este ha sido nuestro regalo, no fue fácil, pero valió la pena. Éstas son las mejores nostalgias, las que se disfrutan y valoran día a día, entre risas o no.
      Tú has sido testigo como nadie 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s